miércoles, agosto 23, 2006

Las audiencias televisivas

Lo que distingue a las sociedades civilizadas es el trato que dan a sus componentes más desfavorecidos. En este caso me referiré a los que tienen deficiencias auditivas o visuales. Estas personas también tienen derecho a la televisión, no hace falta dar más explicaciones sobre esta cuestión, tan fácilmente entendible. En la clasificación europea de subtitulación, España figura en segundo lugar, tras de Inglaterra. No obstante lo anterior, las faltas de respeto hacia los televidentes sordos son frecuentes. Muchas noticias se dan sin subtitular; espacios que eran subtitulados dejan de serlo sin previo aviso. Se sacrifican continuamente espacios subtitulados, para cambiarlos por otra cosa sin subtitular.
Aunque no veo la televisión, porque no me gusta, y no tengo, por tanto, noticias de primera mano, éstas me las proporcionan algunos integrantes del grupo Share Sordo -creado recientemente con el fin de recabar apoyos para su causa, que merece la pena, pues luchar por la dignidad de los demás es luchar por la propia dignidad-, por lo que podría dar datos concretos, pero eso no haría más que proporcionar publicidad a esas cadenas de televisión que, pendientes de la audiencia, no tienen en cuenta los derechos de los sordos. No obstante, si a alguna cadena le duele haberse quedado sin esa pequeña porción de publicidad que le hubiera podido proporcionar el ser citada aquí, podríamos llegar a algún acuerdo. Puedo decir que la cadena tal ha pisoteado los derechos de los deficientes auditivos en su informativo de mediodía, o en todos, y en los programas x, y, z. A cambio, esa cadena debería ofrecer alguna contraprestación a los sordos.

Trobada Anual de Mensa

Relato verídico

Don Pelayo. Luces y sombras de un héroe indiscutible

También en
Periodista Digital

1 comentario:

Zuriñe Vázquez dijo...

La verda que es una cuestión muy pendiente de integración, tanto en las televisiones (que por otro lado no se pierden gran cosa, especialmente este mes de agosto) como en la red, donde los medios para facilitarles la comunicación a las personas con minusvalías en general tiene aún mucho que invertir. Siempre tan solidario.
Un abrazo