lunes, mayo 01, 2006

Proyecto Gran Simio

Se ha presentado el proyecto Gran Simio, en defensa de los monos. Pero ya me conformaría yo con que se respetaran los derechos humanos, con que no hubiera víctimas de ETA, ni de la violencia doméstica, ni de acoso moral en el trabajo, ni ningún otro tipo de víctimas injustas.
No tengo nada en contra de los monos. Me entendería mejor con cualquiera de ellos que con Otegi. En realidad, no sé porqué se habla de evolución y no de involución. Viendo las cosas que dice Otegi y el modo en que las dice, es evidente esto último. Es probable que haya habido evolución e involución al mismo tiempo y, en algunos casos, simultáneamente. Por ejemplo, Arzallus, del que felizmente tenemos menos noticias ahora que antes. Arzallus tiene, o tenía, un discurso sumamente brillante y a me parece que retorcido, además. Y luego, sus objetivos eran, supongo que seguirán siendo, realmente mezquinos. Es decir, que una mitad suya evolucionó y la otra involucionó. La naturaleza tiene cosas raras. Ahora nos proponemos defender a los monos. No sé si ellos estarían conformes. Quizá estén enojados. Ellos no tienen la culpa de las atrocidades de sus descendientes. Eso de defenderlos legalmente suena a complejo de superioridad. ¿Somos superiores a los simios?

Carmen Valencia

Monse

Acoso laboral y personal

También en
Periodista Digital

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con su opinión, creo que sí que algunos no sólo se crees superiores a los simios como usted indica, sino que se sienten a sí mismos como el Gran Simio, de ahí su defensa a ultranza del proyecto y querer hacernos tragar con una ley que además de estúpida es aberrante para los que aún no tienen derechos y sin embargo, son humanos, como todos los que enumera usted en su post.

Shikilla dijo...

Por cierto, soy la de arriba, anonymous! olvidé registrarme, lo siento.