jueves, mayo 04, 2006

Se acabó el saqueo

Se acabó el saqueo, dijo Evo Morales, después de haberse reunido con Fidel Castro y Hugo Chávez. Quizá Néstor Kirchner está meditando la conveniencia de seguirles los pasos. No caben tantas dudas para el caso de que Ollanta Humala gane las elecciones peruanas. La catástrofe puede acabar siendo descomunal.
Por su parte, Irán sigue con su programa nuclear y no cabe duda de que otros países le seguirán en cuanto estén en condiciones.
Una gran masa de gentes ha optado por emigración, para huir del hambre, y llama a las puertas de las sociedades opulentas.
Es decir, el mundo está cambiando de forma radical, mientras en el llamado primer mundo nos empeñamos en cerrar los ojos y discutir por minucias, que seguro que harían enojar a aquellos que ven morir de hambre a sus hijos, por no tener con qué darles de comer, si conservaran la capacidad de enojarse.
La única solución consistiría en reinventar la ONU, de modo que se ganara el crédito de todos, y dotarla de competencias y hacer cumplir sus resoluciones. No es correcto seguir criticando que algunos dirigentes tomen medidas disparatadas e ineficaces, si no se hace nada por actuar de modo justo y equitativo.


El cambio climático en el lado opuesto

Real Acadèmia de Cultura Valenciana

El secreto de Sant'Angelo

También en
Periodista Digital

1 comentario:

Zuriñe Vázquez dijo...

Así es, quién dice que es una medida disparatada? de momento es una nueva medida que puede solucionar, en alguna medida, parte de la pobreza de la población. Seguros de que sea correcta? pues seguro que no lo están, pero están intentando caminos diferentes que el extremo capitalismo que favorece a unos pocos y postra a muchos otros. Un abrazo.