martes, enero 10, 2006

¿Hay democracia en los partidos?

Lo ideal sería que dentro de los partidos todo se decidiera mediante votaciones democráticas. Pero para que esto sucediera sus militantes deberían tener conciencia de que su misión es servir al pueblo y habrían de tener conocimiento exacto de sus derechos y deberes. Es de decir, tendrían que conocer los límites en los que enmarcar sus actuaciones y comprender que el sentido crítico no está reñido con la disciplina. Lejos de eso, a la política llega la gente cargada de ambición y cuando se ha pretendido dotarles de un cierto funcionamento democrático se han vuelto ingobernables. De ahí la frase: el que se mueva no sale en la foto.

Un alto dirigente autonómico socialista, dirigiéndose a sus bases, dijo no hace mucho: Habrá para todos, pero todos no tendrán. Al leerlo me quedé con las ganas de preguntar de qué habrá para todos y por qué todos no tendrán y qué habría que hacer para tener.

Los cargos los eligen los partidos y las listas son cerradas, de modo que los aspirantes saben, o piensan, que no sirve de nada hacer una labor brillante si luego no le caen bien al líder. De ese modo el interés por el ciudadano queda bastante relegado.

Los líderes actuales del Partido Popular, Rajoy, Acebes, Zaplana, han sido elegidos por Aznar, lo que indica que quizá no estén desarrollando la política que quisieran, sino la que les marca éste, al que no pueden desobedecer por razones obvias. Él tampoco tiene la elegancia de apartarse y callar.

Los partidos deberían educar a sus bases en la democracia y evitar estas claras demostraciones de falta de ella. En su lugar, el aparato socialista, por ejemplo, cada vez que viene a Valencia, pone en un brete a Rafael Rubio, al discutirle su candidatura a la alcaldía.

Suspenso

Península de olvido

Regard sur Evariste

También en Periodista Digital




3 comentarios:

Emilio dijo...

No voy a estropearte el post con comentarios que añadan información... me ha encantao y mira que es cortito... juajua muy en el clavo ^^

Para mi, seguro q no hay, chico... :P

Víctor Romero dijo...

Tienes la razón. Los líderes de los partidos políticos, tanto a nivel local, provincia, regional y nacioal, han convertido el sistema parlamantario en un juego de poderes.

Y lo peor es que la ciudadanía, implantada en la más absoluta hipocresía y vagueza, y amparándose en "eso es política y no me interesa", están refrendando y apoyando inderectamente el que los políticos hagan lo que quieren.

¿Democracia en los partidos políticos? La respuesta es obvia: no.

otro mas dijo...

El problema principal es que no vivimos en una democracia. No puede plantearse la democracia en organos que luchan por el poder cuando este poder no está generado democráticamente.

Me explico. Democracia es el gobierno del pueblo por el pueblo, con la responsabilidad por tanto en el pueblo. Lo que hay en España (los demás países no me importan en este comentario) es una partitocracia, en la que el gobierno del pueblo lo ejercen grupos de poder. Lo que tenemos es un mercado de poder en el que cada cuatro años se monta un mercadillo donde los grupos de poder (empresas ideológicas) nos ofrecen sus productos (ideologías) y en el que sólo podemos comprar un solo producto, mire usted qué capacidad de elección, por el que pagamos con nuestra libertad, nuestra mente y nuestra economía.

Y aún más. Si uno compra un coche y no funciona correctamente, lo lleva de nuevo al concesionario y o le dan uno correcto, o se lo arreglan o los lleva a los tribunales. Los partidos políticos por el contrario nos mienten, nos roban y nos panipulan y escondidos tras la palabra democracia no nos dejan ninguna opción de recuperación de los valores (libertad, mente, economía) estropeados. Ni siquiera nos quieren dejar el derecho a la protesta.