miércoles, mayo 25, 2005

¿España?

Vaya por delante que no me considero un patriota, aunque ame a mi patria, igual que amo a todas las demás patrias. Cuando miro la historia me horrorizo ante todas las barbaridades que hemos hecho los humanos, muchas de las cuales las seguimos haciendo. Me da igual la unidad de España que la separación, siempre que llegara ésta de modo natural y justo, y sin violencias físicas ni morales, ni tergiversaciones ni manipulaciones. Aparte de que si ese fuera el verdadero deseo de la mayoría de los ciudadanos nadie podría hacer nada para impedirlo.
Sin embargo, vivimos tiempos de supresión de fronteras, más que de creación de nuevas. Tiempos en los que la falta de solidaridad y el egoísmo deberían avergonzar más que nunca.
España es muy variada, pero lleva muchos siglos existiendo. La convivencia entre las distintas comunidades no es del todo fácil, pero las dificultades tampoco han sido insuperables. Y la prueba son los siglos que llevamos juntos.
Por otro lado, el hecho de que en la Comunidad Valenciana no cuaje ningún partido nacionalista (Unión Valenciana fue otra cosa) y que los valencianos nos sintamos satisfechos de ser españoles pone en evidencia a quienes se quejan de agravios y exhiben diferencias. Porque puestos a hacer recuento de agravios, quizá la Comunidad Valenciana haya recibido más que otras que se quejan mucho. Y puestos a hablar de idioma propio y costumbres diferentes, el primer siglo de oro español fue valenciano y nuestras costumbres son tan diferentes de las demás como otras. Estos son los hechos objetivos y lo demás quizá sean manipulaciones de los partidos nacionalistas, a los que respeto y reconozco su derecho a exhibir su ideario y sus pretensiones, pero a los que pediría el mismo respeto para los demás.

4 comentarios:

Inchina dijo...

Sí, el respeto es algo esencial. Nunca me cansaré de decirlo. Por muy nacionalista que se sea, tanto regional como español,hay que tener un mínimo de civismo. Está claro que los problemas no se resuelven a bombazos, como algunos hicieron ayer.

Yo en primer lugar me siento gallega, y en segundo lugar española. No me gustaría dejar de ser española porque también me siento parte de este país. Quizá adoptar otro modelo de Estado sería mucho más beneficioso, el actual Estado de las Autonomías presenta muchas deficiencias, pero a estas alturas creo que sería muy difícil que gran parte de la población dejara se sentirse también parte de España, aunque no se consideren verdaderos patriotas de este país.

Un saludo :)

Brianda dijo...

Bueno, yo nunca ne he sentido española, puede que tampoco gallega de un modo radical. Será maravilloso el día en el que las fronteras se extingan y todas las culturas cohexistan desde el respeto y la tolerancia. A ver cuándo nos damos cuenta de la cantidad de cosas que podríamos aprender los unos de los otros...

Anónimo dijo...

Da igual que seais gallegos, toledanos, catlanes, vascos y que hableis cualquier idioma. ¿A que todos pagais una hipoteca?
¿A que nadie mira de que color es la hipoteca, si catalana o andaluza? ¿A que la vais a pagar hasta el ultimo euro aunque cambieis de nacionalidad o españa se divida en 50 trozos?

¿Es que no os dais cuenta de lo poco que significa la identidad nacional en estos tiempos?

Yo primero soy de mi familia, despues del banco, despues de mis padres, despues de mi familia politica, despues de un barrio de Madrid, despues del Atletico, despues de Madrid, después ecologista, después de izquierdas, despues español, despues europeo, despues ciudadano del mundo.

Como podeis el nacionalismo esta perdido entre mis prioridades, y si lo pensais el vuestro tambien.

Anónimo dijo...

Brianda:

Hemos tenido una preciosa oportunidad de hacer la mayor desaparicion de fronteras de la historia. Pero los franceses no han querido y los holandeses tampoco.