viernes, abril 21, 2006

Supuestas recomendaciones a los quioscos de Valencia

La policía local está aconsejando a los dueños de los quioscos que oculten las revistas que contengan portadas eróticas ante la visita del Papa. Pero los quioscos son comercios legales, que pagan sus impuestos y no deberían tener ningún problema a la hora de exibir la mercancía legal de que dispongan, con el fin de rentabilizar sus negocios. En el cuerpo de la noticia del periódico Las Provincias, se informa de que la orden no ha partido de las autoridades.
Lo que a mí me resulta escandaloso, por ejemplo, es que haya gente tan piadosa que pague 6000 euros por alquilar un piso durante una semana por ver al Papa. Si lo que quieren esas personas es ganar el cielo, harían mejor dando ese dinero a Cáritas, por ejemplo. Otra cuestión es que quizá haya en el mundo sacerdotal algún humilde cura más cercano a la santidad que Benedicto XVI y eso sin restarle ningún mérito a este último.
Sería bueno saber la lista de personalidades que va a ser recibida por el Santo Padre y cuántos pobres va a haber en ella. Porque puede que haya un número de personas que esté esperando una palabra de aliento por parte de los representantes de la Iglesia. Sería bueno aprovechar la llegada Papal para demostrar al mundo que lo que importa son las personas, no sus riquezas o su posición social.

El Consell de Cultura avisa que la desaparición de la huerta amenaza el Tribunal de las Aguas

Respuesta del francotirador

El órdago de Maragall

También en
Periodista Digital

1 comentario:

acercadeM dijo...

Si a estas alturas aún hay alguien que espera algo de la Iglesia...