domingo, abril 23, 2006

Amor

La palabra amor ha sido la ganadora del concurso que estableció la Escuela de Escritores. Creo que es una buena noticia, porque la palabra remite directamente a lo más noble del ser humano. No obstante, me permito recordar que Teresa de Calcuta decía que en occidente somos pobres de amor. Que entre sus gentes, tan carentes de otras cosas, en cambio abundaba este sentimiento.
También me permito recordar, si no es abusar mucho, se siente amor cuando se está dispuesto a dejar todo por seguir al objeto amado. Y que no hay posibilidad de cometer injusticia por este lado, porque para hacer algo injusto hay que odiar. Del amor no puede surgir ningún daño para nada, puesto que el amor también sabe de sacrificios. El capricho no es amor, sino algo superficial y totalmente ajeno a este sentimiento. El amor es ante todo justo y sólo es posible mediante un adiestramiento intenso, pues así como el odio nace y crece espontáneamente y hay que esforzarse para detenerlo y expulsarlo de uno, el amor es fruto de la voluntad.
Es bueno que esta palabra haya sido la elegida. Es indicio de que se busca y se aprecia este sentimiento.

Incitatus

Ven gratis a Benissa

Pedro Ortiz

¿Ricos o pobres? Coincidiremos con Pons en que si la sociedad civil valenciana se uniese para defender las infraestructuras necesarias, otro gallo cantaría. Con AVE a Madrid, con AVE a Barcelona y con agua, que son los tres asuntos de los que el viernes trataron empresarios y presidentes, la Comunidad Valenciana ya sería la repera.


También en Periodista Digital

2 comentarios:

*Reichi* dijo...

Me parece maravilloso todo lo que dices sobre el amor :) y lo hermoso que es sentirlo pero tengo que contradecirte en una cosa: el amor no es algo voluntario, es algo que viene, que surge pero no de forma voluntaria. Sino, muchos amores serían amores "de mentira" porque las personas se querrían voluntariamente, sin desearlo.
Me alegro mucho de haberme topado con este comentario tan amoroso ;). Un besito***

Vicente Torres dijo...

*Reichi*:
Tu hablas de enamoramiento, que es algo que surge espontáneamente, pero luego, para que ese amor sea duradero, hay que esforzarse. Sin esfuerzo, el enamoramiento, tal como ha venido se va. También reconozco que a veces todo esfuerzo es vano.