sábado, junio 17, 2006

Nuevo campo de fútbol en Valencia

Sigue la polémica en torno al proyecto del nuevo campo de fútbol del Valencia. El ayuntamiento no encuentra una ubicación mejor e insiste en el emplazamiento previsto inicialmente, aunque ha efectuado algunos cambios con respecto al proyecto inicial. El mayor problema es que la zona ya está congestionada y que ese solar estaba destinado para otro fin. Es de suponer que para evitar la llegada masiva de vehículos en los días de partido, se habiliten suficientes medios de transporte público.
Sin embargo, queda patente la imprevisión de los políticos. Que el Mestalla había de quedarse pequeño y que más pronto o más tarde habría que hacer otro campo, era cosa sabida. Llegado el momento, no ha quedado más remedio que meterlo con calzador en un lugar inadecuado. ¿Y si este nuevo campo se queda pequeño dentro de algún tiempo, qué solución queda? La torpeza no es negarse a que el campo se construya ahí, sino no haber previsto la contingencia cuando era hora.
Dicen que el césped y las porterías del Mestalla
no desaparecerán, dado su valor sentimental. Pues menuda tontería. Ese lugar se puede y se debe aprovechar mucho mejor que tratando de conservar esa hierba. Se debe buscar el beneficio de la ciudad, no del club de fútbol, con el que ya se tienen demasiados miramientos al concederle el solar para el nuevo emplazamiento.

Sandra

Milagro de monjas en el Real

Droga transgénica obtiene el adelante en Europa

También en
Periodista Digital

1 comentario:

acercadeM dijo...

Y a mi que el fútbol me parece sólo un deporte, y para colmo me aburre... asombroso.