jueves, junio 22, 2006

Kirchner, en España

Según cuenta Alfonso Rojo, el presidente Kirchner tenía cena de gala ayer en La Zarzuela. Hubo que cambiar el programa, puesto que a la hora de cena había un partido de fútbol en el que jugaba Argentina. La noticia no deja de ser asombrosa. Un camarero, un cirujano, un guardia jurado, un controlador aéreo, no hubieran podido hacerlo.
El presidente argentino vino a España a ganar la confianza de los inversores y empresarios españoles. Mal casa ese empeño con la frivolidad demostrada. Quien se muestra tan poco proclive a respetar los compromisos, poca confianza puede despertar en aquellos a quienes intenta atraer.
Por otro lado, la actitud de Kirchner sirve como metáfora de lo que ocurre en Argentina, un país con tanto potencial y en una situación tan lamentable.
Y también es cierto que en la política española ocurren cosas más o menos similares. Se trabaja a gran velocidad en el Congreso, para llegar a tiempo a algún partido, o faltan muchos, por estar entretenidos viendo la tv, etc. Convendría acabar con estas modas.


Golf La Moraleja - Sin Censuras

Don Pelayo. Luces y sombras de un héroe indiscutible

Sandra

También en
Periodista Digital

2 comentarios:

DLP dijo...

Estimado Vicente

No sé si en este caso el cambio de planes estuvo acordado con las autoridades españolas, de lo contrario es algo negativo para la representación que se espera que el Presidente haga de nuestro país en sus visitas al exterior.

Kirchner cree que es gracioso y simpático romper el protocolo, cuando asumió empezó a jugar con el bastón de mando. Una cosa es el humor, y otra una actitud infantil como esa. También acostumbra a desairar a otras personas, aún en visitas oficiales, como hizo al no asistir a la función de gala del Teatro Colón de Buenos Aires, que la visitante Reina de Holanda organizó en su honor.

En otro plano dejó plantada a la ex CEO de HP, Carly Fiorina, en la Casa Rosada. También ha dejado esperando durante largo tiempo a otros presidentes en cumbres. Todo eso es lamentable.

Saludos

Daniel

Marta Salazar dijo...

Hola hola! Te puse un enlace! Un abrazo fuerte!