lunes, diciembre 19, 2005

Urbanismo valenciano

De pronto, el urbanismo valenciano se ha visto en el centro del huracán y todos atacan por el mismo flanco, el Partido Socialista del ¡País Valenciano!, el Parlamento Europeo, algunos periódicos ingleses y franceses, operadores turísticos, gabinetes de abogados ingleses y no es de extrañar que la Narbona aproveche la ocasión para atacar a los valencianos. No en balde quiere llenar nuestras costas de desaladoras, para ver si así hunde a la Comunidad Valenciana.
El Partido Socialista del ¡País Valenciano! no tuvo reparos en su momento para destituir a Fernando Martínez Castellano, el primer alcalde democrático de Valencia, sin dar ninguna explicación. Ahora permite que los alcaldes socialistas de la Comunidad Valenciana apliquen la vigente LRAU (cuya autoría corresponde al propio partido socialista, de los tiempos en que gobernaba esta Comunidad) del modo que se les ocurre, sin llamarlos al orden.
He de decir que no es mi intención defender al PP y menos aún en las cuestiones que atañen al fenómeno de la construcción, que tantas sospechas levanta, sin que nadie quiera solucionar este punto. Baste recordar el famoso tres por ciento, que a todo el mundo le pareció escaso y que ha terminado por enterrarse.
El asunto es que la construcción no es algo invisible, sino palpable y elocuente. Y que si los políticos se dedicaran a servir a quienes les pagamos no se habría llegado a esta situación. Ocurre que su obsesión es el poder y con tal de alcanzarlo no dudan en perjudicar a los ciudadanos. Es posible, deseable e incluso necesario y urgente otro modo de hacer política.
Y conviene recordar también que aquello que sirve de excusa para perjudicar a los valencianos, aunque lo que se pretenda sea sustituir al PP en el gobierno de la Generalidad Valenciana, ocurre también en otros lugares de España y de Europa.
También en Periodista Digital

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Vicente, Zenia desde:

http://imaginados.blogia.com


Aprendo de Valencia leyendo por acá.

Zuriñe Vázquez dijo...

Si, el problema de la construcción es terrible en todas las regiones. En concreto en donde yo vivo, la costa del sol, es un caso de escándalo, sea cual sea el gobierno, y si es tripartito es el no va más de corrupción y construcciones ilegales. Saludos navideños.