martes, febrero 14, 2006

Las Víctimas del Terrorismo y Zapatero

No sé si era necesario que Zapatero estuviera en el Congreso de las Víctimas del Terrorismo, aunque supongo que lo realmente importante es la atención que reciban del Estado. Crear un organismo para que medie entre el gobierno y las víctimas no parece una buena medida. Mejor hubiera sido darles el dinero que cuesta el Alto Comisionado. Los motivos por los que el presidente no ha acudido a la cita tampoco están muy claros. ¿Acaso no puede resistir la mirada de las víctimas? Las víctimas tienen derecho a reunirse en una o varias asociaciones. Y hay que tener bien presente que si lo hacen es porque no ven atendidas sus necesidades. Las víctimas lo son porque una organización de criminales de la peor calaña ha desafiado al Estado y las ha seleccionado por ser parte de él. Por tanto, el gobierno tiene doble obligación moral con ellas. El interlocutor de las víctimas, cuando ellas se dirijan al gobierno, debe ser el propio presidente o el ministro al que se dirijan, no un intermediario, por muy rimbombante que sea el título que le han puesto.
Por supuesto que el Estado no debe pactar con ETA. Yo no doy mi consentimiento para que nadie, en mi nombre negocie, con una banda de asesinos. Eso no significa que yo crea que lo está haciendo. Pero hago constar que el episodio del cristalero, al que un Banco le ha dejado dinero para que pueda suceder, demuestra una vez más que el sistema penal es demasiado blando con los delincuentes sin escrúpulos
.

A voltes, que no a vegades

Víctimas en congreso

Cazadores
También en Periodista Digital

1 comentario:

acercadeM dijo...

Estaría bien que se recogieran firmas negando la negociación.