lunes, febrero 27, 2006

De miedos y de retos

En las páginas de información local del diario Las Provincias de hoy, figura la siguiente perla:

Gripe aviar. Me lo contaba Ramón Isidro Sanchis, concejal de Sanidad, y no daba crédito. Un vecino llamó a su departamento pidiendo que le quitasen una paloma muerta de la puerta de su casa. De lo contrario, aseguraba, no saldría a la calle.

Me figuro que este vecino, si visita el Mercado Central, tratará de pasar a mucha distancia de las pollerías.
Basta el anuncio de la existencia de la gripe aviar para que decrezca el consumo de la carne de pollo. Anteriormente ocurrió con la carne de vaca.
Estos detalles apuntan a que el ser humano se ha vuelto indefenso y necesitado de protección. Mal comienzo para afrontar los retos que se nos avecinan: el mundo islámico, el poderío chino, el estallido de África. Y todo eso aparte de las discusiones que tenemos por aquí acerca de las naciones y las patrias.
El sida no despierta tanto temor, no hay más que ver las páginas de anuncios de la prensa y este dato, el que la gente no tema, ya nos aporta algo más de optimismo. El otro dato, el que haya tanta prostitución corrobora el alto número de egoístas.
Vivir es un riesgo y hay que comprender que en cualquier momento, y del modo más insospechado, se puede acabar todo. De momento, tenemos cosas más urgentes que la dichosa gripe en que pensar.

La zafiedad de Zapatero

Esto sí que es nevar

Redifinición del concepto de copia privada

También en Periodista Digital


1 comentario:

acercadeM dijo...

Ayer por la noche pusieron un reportaje en el que salía un mapa del planeta, con zonas coloreadas en rojo, de lo que sería la pandemia de la gripe aviar. En fin, para echarse a temblar.
Eso no es información, es hacer que cunda el pánico.