viernes, junio 03, 2005

¿Personalidad propia o colectiva?

Los sucesivos referéndum que van teniendo lugar en Europa ponen de manifiesto lo extendido del temor en grandes grupos sociales a perder señas de identidad colectivas.
Pero mi opinión, y repito esto, es que la personalidad que hay que defender es la individual, esa por la que paradójicamente se lucha menos, porque cuesta más de defender, puesto que las presiones que se reciben son tremendas. Debo decir que me parece tremendamente inhumano tratar de obligar a alguien a que modifique su modo de ser, salvo que ese modo de ser sea manifiestamente nocivo para los demás.
El modo de estar en el mundo consiste en tener criterio propio y actuar en todo momento de acuerdo con él. Cuando se dimite de ese criterio, por comodidad, y se siguen los movimientos del grupo al que se pertenece, se vive una vida prestada, no la propia.
La identidad de los grupos viene formada por las circunstancias en las que se desenvuelve. No tiene las mismas costumbres la gente que se desenvuelve en un medio lluvioso que la que lo hace en uno soleado. La personalidad colectiva cambia cuando lo hacen las circunstancias. El teléfono, la tv, los coches y las motos, han modificado muchas de nuestras costumbres últimamente. Pero lo que mejor nos ha hecho evolucionar siempre han sido las escuelas.
Creo que yo sería exactamente la misma persona si viviera en Lisboa, en Barcelona o Toronto. En cada lugar trataría de conocer las características locales, para adaptarme mejor al modo de vida, pero sin cambiar un ápice en lo fundamental de mi modo de ser.

13 comentarios:

Núria Martínez dijo...

Serías la misma persona si habiendo nacido en Valencia como lo has hecho, te trasladaras a cualquiera de las ciudades que nombras, pero es evidente que no serías la misma persona si hubieses nacido en otro lugar que no fuera tu ciudad o país natal... parte de como somos y de quienes somos nos viene dado por esa identidad colectiva, por esa historia que llevamos a cuestas y es normal que muchos no queramos renunciar a parte de ello.
Lo único que hay que replantearse, que deben replantearse, es que clase de europa estan pidiendo los ciudadanos con sus votos negativos.
Besazo ( y esa invitación, para cuando quieras)

Vicente Torres dijo...

Núria, estoy convencido que hubiera nacido donde hubiera nacido yo sería exactamente igual. Quizá prefiera algún otro plato antes que la paella, pero salvo detalles así, poco diferente sería.
Ya te he mandado la invitación para que entres en Nuestra Tertulia.

efra dijo...

Peco de ignorante, pero todavía no entiendo los pros y los contras de la constitución europea.
Fue, ahora me pongo a leer.
No se puede pretender ir a Europa sin saber dónde se esta pisando :)

Inchina dijo...

No creo que fueras la misma persona. El lugar donde nacemos, la familia que tenemos, los amigos, el idioma, el entorno, el clima... son las pinceladas que conforman nuestra identidad personal. Si cambia el trazo o la tonalidad, cambia el cuadro, e incluso su autor :)

Y si no fuera por todo lo hermoiso que nos rodea, pienso que no seríamos gran cosa. Por lo menos yo no lo sería.

¡Hasta pronto!

Carmen dijo...

Yo creo que no sería la misma persona si hubiera nacido en otro sitio, en otra familia, en otra ciudad...Probablemente la base de mi personalidad seguiría ahí, pero cambiarían muchas cosas estoy segura, el hecho de que un día haga sol ya hace que mi actitud con la vida cambie. Un saludo.

enric dijo...

Un ejemplo: en internet prefiero los blogs de personas que no piensan como yo: creo que sólo así me enriquezco. Llevo mucho repitiendolo, a pesar de lo que digan los científicos NO somos la especie humana, soy un SER humano. Las condiciones ambientales afectan pero no debo permitir que condicionen mi intelecto. Un inmigrante, por ejemplo, para mí es NADA MAS Y NADA MENOS que un ser humano: me merece todo. Al lado puedo tener a una persona valenciana de toda la vida, pero no me puede el chovinismo ni el patrioterismo.

Anónimo dijo...

SALUDOS CORDIALES DESDE EL CARIBE VICENTE.
en:
http://zeniaregalado.blogia.com

Modestasmente considero que el ser humano es ante todo un ser social, esa socialización es la que lo ha llevado a evolucionar en la historia de la humanidad.
Cada nación, cada comunidad tiene su sistema de valores, aunque opino que hay valores universales.
Pero cada quien nace en un contexto histórico, económico, político y social determinado, y ese es el que determina en gran escala sus puntos de vista.
Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Por supuesto, seriamos algo diferentes no por donde nacieramos, si no por donde nos criaramos. Lo que creo que intenta decir el autor es quesi nos cambiamos de ciudad o de pais, no vamos a dejar de ser nosotros mismos. Que si mañana por poner un ejemplo, me voy a vivir a Inglaterra o en España se habla Ingles, yo sere el mismo.

En cambio creo que el autor insinua que por ejemplo cuando llega una moda nueva, sin movernos de la ciudad en la que nacimos y de la que nunca vamos a salir (con tanta cerrazon), resulta que cambiamos hasta la manera de hablar o los gustos politicos o cualquier cosa, y no nos inmutamos.

Anónimo dijo...

Continuo (perdon)

Perdiendo asi nuestra identidad personal segn el viento que corre. Eso si, si es necesario nos matamos por que no desaparezca la paella, a pesar de que si desaparece la paella sera porque no la cocinamos y comemos comida rapida (probablemente americana).

No se Don Vicente si era esto a lo que te referias.

Vicente Torres dijo...

anónimo, lo que quiero decir es que se ha de amar al lugar en el que se vive, pero como acto de la voluntad, no porque se esté encadenado a ella. No de un modo instintivo y febril, como si nos fuera la vida en ello, sino de modo libre y voluntario.

piradaperdida dijo...

estoy completamente de acuerdo con usted, vicente, en su último comentario
mi abuela es más madrileña que yo, y nació en Guadalajara...
y qué razón tiene en eso de que "la personalidad que hay que defender es la individual, esa por la que paradójicamente se lucha menos"

sin embargo, no estoy de acuerdo en que si hubiéramos nacido en otro lugar seríamos iguales... opino que el lugar influye, igual que lo hace el carácter de los padres, el rol que se adoptó en el colegio o el momento histórico que nos tocó vivir. De todas formas, eso no puede saberse :)

fdadfsa dijo...

estoy de acuerdo contigo salvo en una cuestión de matiz. El empleo de la palabra "inhumano", que me parece un comodín. El hombre es bueno o malo, nunca inhumano, pues entonces dejaría de ser humano.
Es como hablar de derechos "humanos", por esa regla de tres ¿tendría que haber también derechos "inhumanos"?
Un saludo!

Anónimo dijo...

bueno yo digo que todos somos personas capaces de poder expresar sus pensamientos toda persona tiene derechos desde el momento de su concepcion pero juridicamente hablando que tambien somos capaces de contraer obligaciones