lunes, junio 06, 2005

Garganta Profunda

Finalmente, W. Mark Felt reveló que él es "Garganta Profunda". Pensar que lo hizo por venganza, por no haber sido el elegido para sustituir a Hoover es lo más fácil, pero por lo mismo no cabe detenerse ahí. Varias personas tuvieron que mantenerse firmes para conseguir que el watergate llegara hasta el final. Las presiones del poder fueron intensas e insistentes. Si una sola de las personas que tuvieron que ver con el asunto hubiera flaqueado, todo se hubiera venido abajo. Una de esas personas, lógicamente, fue Felt. Y probablemente arriesgó bastante, como los demás. Pensar que si hubiera sido el elegido para sustituir a Hoover hubiera actuado de modo corrupto es aventurado. Quizá ni el mismo sepa lo que hubiera hecho. Lo cierto es que en un momento dado tuvo un impulso rebelde, contra algo que no estaba bien, y se mantuvo firme y certero hasta el final. Otros se llevaron la gloria y los beneficios de ésta, mientras él mantuvo su secreto. ¿Porqué lo ha roto ahora? Podría deberse a otro impulso no exento de nobleza. Si gana dinero con la revelación, poco lo podrá disfrutar él. En todo caso, lo harán sus descendientes. A cambio se arriesga a que su gesto no sea entendido y que por ello su nombre quede en entredicho.
En cuanto a la lucha entre la razón y el poder, no es la primera vez que la primera gana al segundo. Ni tampoco será la última. Tampoco está claro que haya servido para algo, como no sea para que el poder lleve más cuidado y para que otros periodistas que aspiren a hacer lo mismo se den cuenta de lo laborioso, costoso y arriesgado que resulta. Para que la razón triunfe no basta con que cinco o diez personas crean en ella, sino que es necesario de que la mayoría de la sociedad la prefiera.

7 comentarios:

lidia dijo...

No era una figura a la que le tuviese mucho aprecio, aunque supongo que hay cosas peores que pasar a la historia por ser un chivato. Si tenía algo digno de admiración era el mantenerse en el anonimato. Y ahora, pasa de héroe anónimo a traidor oficial... ¿por un puñado de dólares? Decepcionante.

Brianda dijo...

Bueno, seguro que sirve para que los de Hollywood saquen alguna película aprevechando el tirón. ¿Cuánto tiempo creeis que tardarán? jajajaja

Carmen dijo...

Yo no veo mal lo que hizo, se puede criticar, como todo, pero cualquier suposición no es más que eso, una hipótesis; los motivos que tuvo para dar la espalda a sus superiores y ser leal con los ciudadanos diciéndoles lo que estaba pasando sólo los sabe él, y lo único que sabemos nosotros es que lo hizo y consiguió que un Gobierno corrupto se viniera abajo, cumplió con su responsabilidad (desde mi punto de vista).
Un saludo!

Anónimo dijo...

Hay cosas peores que pasar a la historia como un chivato. Si, depende de lo que te chives. Pero Lidia, creo que chivarse de que un gobierno hace trampas y lo oculta es una manera muy, pero que muy honorable de pasar a la historia. A no ser que seas familia de Nixon, claro, cosa que no creo.

lidia dijo...

Naa... el tío Richi siempre fue la oveja negra de la familia. A mi me hubiese parecido genial que el señor Felt hubiese salido a la luz pública y confesase los trapicheos del gobierno de Nixon ante toda la nación. El problema es que las razones del señor Felt para cantar la traviatta son poco menos que turbias. No es lo mismo denunciar una situación porque es injusta a denunciarla por pura venganza. Es lo único que le reprochaba (hasta ahora) al señor Garganta Profunda (mmm, sigue sonándome a peli porno). Un saludo.

Anónimo dijo...

Bueno lidia, no lo sacó antes a la luz porque algun "primo italiano" se lo podia haber cargado. Y con esas amistades mafiosas que teniais en la familia no solo era posible, si no que tambien seria muy posible que la propia mafia estuviera detras de todo.

Pero bueno: Una incognita se aclara y aparecen otras.

Anónimo dijo...

Saludos desde El Caribe, después de Arlene.

Garganta profunda: ¡COSAS DE GRINGOLANDIA¡
http://zeniaregalado.blogia.com