martes, octubre 11, 2005

Ley Urbanística Valenciana

Comprendo que a los socialistas valencianos no les guste que el antiguo Reino de Valencia se llame Comunidad Valenciana y prefieran País Valenciano. Comprendería también que hicieran todos los esfuerzos democráticos de que fueran capaces para cambiar una denominación por la otra. Pero mientras no lo logren, deben acatar el deseo de los valencianos y usar el nombre establecido legalmente en todas sus comunicaciones oficiales. Incluso deberían cambiar el actual nombre de su partido PSPV por PSCV. Quienes son sus afiliados han aceptado de antemano una imposición, por muy de acuerdo que estén con su denominación actual.
No es de extrañar que J.I. Pla no comprenda esto. Antes de negociar el pacto urbanístico exige que destituyan a Rafael Blasco. En la novela "Olvidado rey Gudú", de Ana María Matute, hay unos personajes, que son la Condesa Soez y sus hijos Ancio, Bancio, Cancio, Dancio, Encio y Furcio, ninguno de los cuales hubiera podido demostrar su condición de modo más preciso.
El nombramiento de Consejeros es facultad del Presidente y para pedir la destitución de alguno hay que aportar algún dato más que la antipatía personal hacia el interesado. Lo que se que tiene que discutir es el plan, no las personas que lo han de llevar a cabo. Una vez establecido el pacto, si se ha conseguido llegar a un acuerdo, cosa que no es necesario que ocurra, lo que ha de hacer la oposición es vigilar atentamente que se cumpla y denunciar de inmediato cualquier transgresión o incumplimiento.
El portavoz adjunto del PSPV, por su parte, demuestra en este artículo su afición a las consignas y a las frases hechas.
El PSPV con su sumisión a los intereses catalanes dilapidó el amplio respaldo de que gozaba en las tierras valencianas y dados los mimbres de que consta en la actualidad, quizá sea mejor para todos que sea así.

1 comentario:

Zuriñe Vázquez dijo...

Gracias Vicente por tenernos al tanto de lo que se cuece en la Comunidad Valenciana, como dice Zenia, sino no nos enteramos y además confiamos en tu juicio. Con referencia a otro comentario anterior sobre el triunfo de los socialistas, yo comparto contigo el hecho que no fue una decisión tomada sólo por lo del 11M, sino que la gente ya estaba predispusta a cambiar de gobierno, son largos los puntos negativos a colocar aquí, además de las mentiras del atentado de Marzo. En fin otro día, ya que la política española es un circo. Un abrazo.