viernes, noviembre 18, 2005

Presos VIP

Si no estoy equivocado, todos los presos VIP españoles, De la Rosa, Conde, Roldán, Vera, etc., disfrutan ya del Tercer Grado.
Si no recuerdo mal, todos estos presos cuando fueron condenados mostraron estupor y desconcierto, no porque pensaran que lo que habían hecho estaba bien, sino porque pensaban que lo que hacían era y es lo habitual, o porque no hicieron más que cumplir órdenes. Eso al menos es lo que dejaron traslucir unos y otros. Los demás no teníamos el porqué creer que la percepción de la realidad de ellos fuera exacta. O por lo menos no del todo.
La rapidez del acceso de todos ellos a los beneficios penitenciarios induce a pensar en que algo de razón podían llevar y que para progresar en la escala social hay que comportarse como ellos, ya que hay muchas posibilidades de conseguirlo y una entre mil de ser cazado. Y en el caso de que resulte esto último, se sale muy pronto de la cárcel. Quien se empeña en defender una postura digna, en cambio, se arriesga a que lo muelan a palos.
También en Periodista Digital

4 comentarios:

Domingo dijo...

Hola Vicente,

para ser políticamente correctos, digamos que el tener amigos en sitios estratégicos siempre beneficiará a la causa, nunca la perjudicará. Ahora lo que me pregunto es si ocurre igual para para cualquier persona con dinero.

Dicho de otra forma, ¿hay una justicia para los pobres y otra distinta para los ricos? ¿hay una justicia para los poderosos (y amigos) y otra distinta para los demás?

Sinceramente, me hago la pregunta y sé qué responder.

Un saludo, Domingo.

Domingo dijo...

Perdón, se me fue la mano y le di a publicar. Arriba quería decir:

"Sinceramente, me hago la pregunta y NO sé qué responder."

Un saludo, Domingo.

Zuriñe Vázquez dijo...

Saludos Vicente, creo que eso siempre ha ocurridido y siempre ocurrirá. Lo malo de eso es que como le dices a alguién que respete las leyes, viendo estos caraduras? por ello todos están a lo que pillen y cuanto más amiguismo mejor, que alguno le salvará y sino le hará su rato en la cárcel de hotel 5*. Lo mismo de siempre. Que cada cúal siga su conciencia...

Ikaru dijo...

Tal vez soy muy idealista, pero yo de los sistemas penales no espero el castigo hacia nadie, sino que las medidas que se adopten hagan que estas personas se reformen.

Siempre habrá los que no se reformen, pero si alguien ya no representa ningún peligro para la sociedad, si a aprendido la "lección" por qué tendría que seguir con el castigo.

A mi lo que me resulta terrible es que vayan a salir y les esté esperando todo su dinero... de esta manera lo único que se aprende es que robar compensa o cualquier otra cosa que hayan hecho.