martes, noviembre 08, 2005

Acerca del caso Maeso

Careo entre la testigo y el gerente


El diálogo que sigue, que tuvo lugar durante el juicio del llamado "caso Maeso":

Francisco Davó añadió que se reservaba “la posibilidad de ejercer acciones legales” por la declaración de Salcedo. El abogado de 18 afectados, Manuel Mata, acusó a Davó de “amedrentar a los testigos”, a lo que el letrado defensor contestó que él sólo pretende “que digan la verdad”.

Creo que revela lo duro que va a ser el juicio, sobre todo en relación con las grandes expectativas que tienen los afectados.
Yo fui torturado, cuando tenía trece años, por un médico, en presencia de una monja y de un sacerdote, el cual tiene una calle dedicada en una gran ciudad. Me retorcía amarrado a la mesa del quirófano, creyendo ingenuamente que de éso se derivaría algún beneficio para mi salud. Todo era capricho del médico. Naturalmente que no puedo decir nombres, saldría perdiendo. Pero no es ésa la atrocidad más grande que he tenido que sufrir. Y siempre ha habido espectadores mudos o cómplices interesados. En alguna otra ocasión también ha habido algún testigo, o cómplice, con calle o plaza dedicada en otra ciudad importante.
Vengo a decir con todo esto que la impunidad no existe, un canalla cada día es más canalla, pero la impunidad penal sí. La justicia muchas veces necesita de la ayuda valiente y generosa de las gentes de bien para poder hacer su labor. Y con ésto no estoy prejuzgando lo que vaya a ocurrir en este juicio, ni incitando a nadie nada más que a ser valiente y a decir la verdad, beneficie a quien beneficie. Si gana la justicia, ganamos todos.
Real Academia de Cultura Valenciana

1 comentario:

Zuriñe Vázquez dijo...

Tienes razón hace falta mucho valor para luchar contra eses elementos que se creen inmunes a la justicia.Es el caso de la victima acosada. El tiempo suele actuar pero aún así siempre hay que ir con la verdad. Lo de Maeso es vergonzoso, y da mucha tristeza ver a sus afectados. Pero hay tantos casos en sanidad que quedan sin resolver que da asco, por no decir otra cosa.Y los médicos son personas, lo cual quiere decir que los hay buenos como los hay malos. Terrible, esperemos que consigan justicia.