domingo, septiembre 18, 2005

Decíamos ayer

Decíamos ayer que resulta curioso que el Ayuntamiento de Valencia que parece no tener dinero para mantener en condiciones el jardín del cauce, sí que lo tiene para acometer nuevas obras. Ni tampoco alcanza el dinero para terminar ni mantener otros jardines, a pesar de que en algunos hay graves riesgos de accidente. Pues hoy nos enteramos de que hay toneladas de escombros junto al lago de la Albufera. Y si le preguntamos a la Alcaldesa quien las ha puesto ahí, para exigirle que las quite inmediatamente, es posible que no lo sepa. O sea, que debe de ser muy fácil ir con un camión de escombros a las cercanías del lago y descargarlo con total impunidad. La cuestión es que esa basura hay que quitarla de ahí y si no se le puede exigir a nadie que la quite, la ha de quitar el Ayuntamiento. Y luego tendrá que poner algún tipo de vigilancia, para que no echen más. Y ese ya es otro destino urgente para un dinero que, acaso, sí que escasea.
No es probable que dimita nadie, ni que lo destituyan. A este grado de respeto al ciudadano no hemos llegado aún.
Yo me conformaría con que cuando venga Luis Melero a Valencia, porque ha de venir precisamente a ver la Albufera, todos esos escombros hubieran desaparecido ya. No sea que se le ocurra escribir una novela y salgan. Los escombros digo.
A pesar de que Incitatus le ha advertido de que si me avisa cuando esté aquí soy capaz de llevarlo andando hasta la mísmisima Albufera, no sólo espero que lo haga, sino que además haga venir al propio Incitatus.

Las miserias de la Albufera

2 comentarios:

Víctor Romero dijo...

Lo de dejar escombros en cualquier lugar no es nada nuevo. En Alicante, una empresa inundó los terrenos de Rabasa de materiales, piedras y tierras. Justo en el lugar donde el Ayuntamiento prevé construir el barrio más grande de la ciudad con cerca de 50.000 personas.

No obstante, el Ayuntamiento cuando se enteró, cómo no gracias a la prensa, sí exigió a la empresa la retirada de los materiales y el pago de una multa.

Vicente Torres dijo...

Ojalá el Ayuntamiento de Valencia pueda localizar a los responsables y multarlos y obligarlos a limpiar el lugar.
Saludos,