sábado, septiembre 10, 2005

Carod, de nuevo

Tenía previsto escribir hoy sobre otro asunto que, finalmente, tendrá que esperar. La cuestión es que, como vengo diciendo, cuando no es Maragall es Carod quien reclama un protagonismo que en modo alguno merece. Cervantes decía que más vale merecer que alcanzar. Carod, evidentemente, viene alcanzando un protagonismo que no merece. Este caballero es tan profundamente demócrata, que con los votos de cuatro montañeses, porque yo no concibo que la gente culta le pueda elegir, viene poniendo en jaque al gobierno de la nación. Ya he dicho otras veces que me parece un error de nuestra democracia que los partidos nacionalistas puedan concurrir en solitario a las elecciones generales. Pero en el caso de ERC, su influencia viene a ser desmesurada.
Las escasas convicciones democráticas de este partido quedan en evidencia cuando tratan de influir sobre el gobierno de la nación en asuntos que nada tienen que ver con el lugar en el que han obtenido sus escasos votos. Si tuvieran vergüenza no tratarían de aprovechar su ascendencia sobre el gobierno para que decida, al gusto de ellos, asuntos que sólo conciernen a los valencianos. ERC no tiene nada que ver con la Comunidad Valenciana. No han obtenido votos aquí, en esta Comunidad Autónoma. Pero pedirle a Carod, ahora que se siente tan poderoso, que se abstenga de molestar, es como pedirles, por favor, a las moscas que se vayan.
Los valencianos somos quienes hemos de decidir el rumbo de nuestro idioma. Los lingüistas podrán determinar acaso su procedencia. Pero los dueños del idioma somos los usuarios. Nosotros hemos de decidir hacia dónde hemos de dirigir nuestros pasos, en función naturalmente de nuestras conveniencias. Los valencianos nunca hemos pensado que hablábamos catalán, sino que siempre hemos dicho que hablamos valenciano. El Siglo de Oro es enteramente valenciano. ¿Por qué motivo lo hemos de entregar a los catalanes? En los países americanos hispanoparlantes, por citar un ejemplo tan manido, han decidido caminar todos en la misma dirección idiomática, pero es porque les conviene, por razones de comercio y otras muchas.
Pero a los valencianos no nos interesa la convergencia con el catalán, porque no sólo no ganamos nada, sino que perdemos nuestro Siglo de Oro y la identificación con ese idioma que secularmente consideramos nuestro.
Si nos imponen el catalán vaticino que en poco tiempo la Comunidad Valenciana pasará a ser monolingüe, es decir, hablaremos sólo castellano.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnificos comentarios llenos de razón.
Me gustaría remarcar algo en relación al "vaticinio" que se hace al final del artículo: "...en poco tiempo la Comunidad Valenciana pasará a ser monolingüe, es decir, hablaremos sólo castellano."

Eso es cierto de continuar las cosa por donde van, ésto es: ensenyar Catalán "avalencianado" del "Institut d'Estudis Catalans" (versión A.V.L.)en el sistema educativo valenciano, algo que provoca el auto-odio de los valencianos hacia su lengua materna (Valenciano) abocándolos a hablar solo en castellano.
Pero no nos engañemos, eso es lo que pretende el PP valenciano (y nacional), que desaparezca el idioma Valenciano (no vaya a ser que nazca un nacionalismo valenciano independentista) y que los valencianos solo hablen castellano uniformador.
Por eso el PP valenciano, a pesar de contar con varias legislaturas de mayorias absolutas en el Govern Valencià, no ha movido un dedo por eliminar la enseñanza de la lengua catalana en las escuelas (introducido por el catalanista PSPV (PSOE) en tiempos de los Lerma y Ciscar), sino que antes bien, promociona este idioma forastero (catalán) pues sabe que no sirve para proteger, ni promocionar el genuino idioma Valenciano hablado en la Comunidad Autónoma Valenciana.

Recomiendo la lectura de:

"CAMPS, HIDALGO CASTELLANO CON PIEL DE "CORDER" http://idiomavalencia.95mb.com/docs/val/campshidalgo.htm

Marta Salazar dijo...

Muy bueno el artículo! Es increíble lo que pasa en España...

Georgina dijo...

¿La fuerza de estos nacionalismos será reacción a la globalización? Cuando pensábamos que el mundo tiende a la unidad, a la convergencia, descubrimos con asombro que hay raíces imposibles de arrancar.

El tema es fascinante, sin duda, y he de reconocer mis limitaciones para comentarlo. Como mexicana, orgullosamente hispanoparlante y beneficiaria de la cultura dominante, soy ajena a los problemas de las minorías nacionales. No quiero decir que no reconozco su existencia; simplemente que me parecería infundada una opinión que no estuviera basada en la vivencia.

Joe Montana dijo...

Pero vamos a ver si no decimos tants mentiras. Fué el Instituts d'Estudis Valencians(por cierto creado por el PP) quien propuso esta fusión (no absorción) entre catalán y valenciano ??

¿Y sabeis porqué? En Valencia no se habla valenciano, la última parte de tu artículo expone claramente lo que la mayoría quereis. Estais en la etapa en que todo lo que suene a valenciano es considerado basto y "poco fino" (provinciano sería una palabra muy de moda en este momento)

Vuestras altas esferas prefieren el castellano para relacionarse (y los entiendo, no les iba mal) y el resto les imita. Mientras tanto continuais perdiendo una parte muy importante de vuestra cultura.

¿Que coño tiene que ver Carod Rovira con todo esto?

Esto de demonizar de esta forma a unos si y a otros no, es un maniqueismo que no nos lleva a ninguna parte.

Carod y Maragall han sido escogidos libremente por los catalanes. Si no les gusta su política (como sucede actualmente) los que los eligieron los volveran a echar). Lo de los cuatro montañeses es otra mentira : en BCN sacaron el 60% de los votos.

Eso de dar siempre una visión parcial de los temas está empezando a asquearme.

Vicente Torres dijo...

Joe Montana, o como te llames:
El artículo tiene que ver con la intromisión de Carod en asuntos que no son de su incumbencia. Sobre el resto de tus comentarios, y dado tu estilo, me voy a abstener.

Joe Montana dijo...

Vicentet, en tu artículo no se da ni un solo argumento a favor de ese argumento.

Sin esos argumentos este artículo tuyo es uno más de los muchos que contribuyen a aumentar la confusión en la opinión publica demonizando a un personaje para tapar sus propias carencias (Pujol, Arzallus y ahora Carod por no irme más en el pasado. El volumen de ruido ha ido en aumento en proporción a la cantidad de medios a disposición de los políticos)

Lástima que estes más preocupado en las formas que en descubrir la verdad. ¿O es que no ves manipulación alguna en la información de programas acerca de este personaje?

Si no quieres ir más allá y pensar un poco allá tú, sigue lo que hace la mayoría porqué coincide con tus gustos y continua siendo un mero altavoz de noticias manipuladas. Si algún día te decides a escuchar otras opiniones y discutirlas con argumentos serás bienvenido a este lado de la "Fuerza".

Amunt València!

Joe Montana dijo...

Parece que repito mucho lo argumentos eh? :-)))

Vicente Torres dijo...

Joe Montana, decir que Carod se sale de madre y que no tiene nada que ver con la Comunidad Valenciana es un argumento definitivo. Lo que ocurre es que tú, como todos los nacionalistas, eres un fanático y no te enteras.

Joe Montana dijo...

Vicentico, de buen rollo te lo digo, el que no te enteras parece que eres tú. ;-)

¿Yo nacionalista?. Jua, jua...

Veo que el argumento tan actual de si no estas conmigo estás contra mi ha hecho mella en tu capacidad de análisis. Una lástima.

Por cierto, tu sentido del humor es equivalente a tu capacidad de argumentar. Cero patatero (no me vayas a llamar facha por utilizar esta expresión eh?)

PD: todavía no he visto los links a informaciones FIABLES donde Carod se haya inmiscuido en asuntos de la Comunitat Valenciana. Opinar no es inmiscuirse, no lo olvides.

Vicente Torres dijo...

Joe Montana:
Sólo un nacionalista puede defender a Carod. Éste es un personaje público y lo que lo hacen los personajes públicos es criticable, sobre todo cuando, como es el caso, van mucho más allá de lo que deberían, mucho más allá de lo ético y mucho más allá de lo democrático. Ver las fotos de Carod me quita todas las ganas de reír, es como un payaso, pero de lo malos, no de esos tan geniales que nos alegran la vida, sino de los que nos dan pena, por su malasombra.

xarxaglobal dijo...

Antes de que alguien se pueda sentir ofendido, pensad que lo que leeréis a continuación es una defensa del Sr. Carod y de Catalunya.

Me entristece mucho leer artículos como el suyo Sr. Vicente. Yo soy Catalán, nacionalista e independentista. Cuando veo comentarios como los que aquí expone, me doy cuenta de las grandes dificultades que siempre existirán para conseguir que el pueblo Catalán y el Español se entiendan. En consonancia con la historia de nuestra península, cabe resaltar que las tradiciones democráticas de ambos pueblos realmente muestran muchas diferencias. Considero que estos ataques constantes que personas como usted van vertiendo sobre los Catalanes, no son más que un reflejo de sus tremendos miedos y complejos. Si, es cierto, somos trabajadores, ahorradores, dialogantes y muy pacíficos, pero no está en nuestro ánimo el generar tantas envidias. Catalunya seguirá siendo lo que es, una nación democrática, ejemplo de parlamento y solidaridad, en busca de un estado propio por vías siempre pacíficas. Nosotros no hemos negado nunca ningún idioma en nuestras fronteras, no lo vamos ha hacer jamás. El Sr. Carod es un digno ejemplo de la defensa de la palabra por encima de vozarrones y desprecios.
Cada vez entiendo más esta incomprensión hacia Catalunya. Es lógico si tenemos en cuenta que textos como el que usted escribe están a la orden del día en muchos medios de comunicación.
Me hubiera gustado más que mi orgullo de Catalán y mi admiración por el Sr Carod Rovira, no se alimentarán tanto por el hecho de que sus palabras hagan evidente tanto contraste. A pesar de ello, yo no voy a calificar a nadie que no sea Catalán como mejor o peor, hay como en su caso personas más intolerantes, como las habrá de profundamente respetuosas y, porque no, con más talante.

Disculpe si no me he explicado con suficiente fluidez, me expreso mejor en Catalán.

Un saludo.

Joe Montana dijo...

"Solo un nacionalista puede defender a Carod" -> Vicentico dixit.

Vicentet, no hace falta que seas nacionalista para defender a nadie. Aunque no se donde has visto mi defensa, supongo que en el mismo sitio donde ves tus argumentos. Para mi, decir que hay una campaña orquestada para demonizar a Carod no es defenderlo, es decir la verdad. Es preferible (y mucho más fácil) que discutir de los verdaderos problemas (inmigración, paro, falta de competitividad, seguridad ciudadana, ayudas a las familias ..)

Lo mismo se hizo en su momento con Pujol, Arzallus y otros políticos.
(y no es que me caigan especialmente bien ninguno de los tres..)

Carod es criticable, pero hay que saber separar el grano de la paja, y sobretodo cuidar las formas.
Se acaba identificando a Carod con Catalunya y se queda uno tan ancho.

Por cierto, lo del anticatalanismo en Valencia viene de mucho antes de la polémica del catalán-valenciano. Del mismo sitio de donde viene el querer desterrar vuestra propia lengua a un entorno rural y/o anecdóctico.

Vicente Torres dijo...

Carod debería preocuparse sólo de lo que ocurre en Cataluña y en ese caso es improbable que se convirtiera en protagonista de este blog.
Supongo que el anticatalanismo comenzó instantes después del catalanismo.
Y lo que hagamos los valencianos con el valenciano es cosa nuestra, por supuesto.

xarxaglobal dijo...

Se da la circunstancia que el Sr. Carod es el presidente de un partido político que, por voluntad popular, posee una significativa representación parlamentaria. Quizá no esté usted suficientemente puesto en historia de España, pero se da la circunstancia que, en los periodos más prósperos de este país, Esquerra Republicana de Catalunya tuvo un peso importantísimo en el gobierno central. Claro que, como seguro que conocerá bien, la fuerza de la intolerancia más absoluta sumió a posteriori ha este país en el un largo periodo de oscuridad fascista.
No se apene, actualmente los catalanes también somos políticamente españoles y por aritmética democrática tenemos algo que decir. Quizá preferiría usted otras formas de gestión para España, en las que los catalanes tuviéramos que renunciar a nuestra identidad, o a nuestro idioma. Puede que así se acabara de una vez ese catalanismo que, a su parecer, da pié al anticatalanismo. Del mismo modo, eliminemos las razas para terminar con el racismo, ¿no le parece?.

Un saludo.

xarxaglobal dijo...

Se da la circunstancia que el Sr. Carod es el presidente de un partido político que, por voluntad popular, posee una significativa representación parlamentaria. Quizá no esté usted suficientemente puesto en historia de España, pero se da la circunstancia que, en los periodos más prósperos de este país, Esquerra Republicana de Catalunya tuvo un peso importantísimo en el gobierno central. Claro que, como seguro que conocerá bien, la fuerza de la intolerancia más absoluta sumió a posteriori ha este país en el un largo periodo de oscuridad fascista.
No se apene, actualmente los catalanes también somos políticamente españoles y por aritmética democrática tenemos algo que decir. Quizá preferiría usted otras formas de gestión para España, en las que los catalanes tuviéramos que renunciar a nuestra identidad, o a nuestro idioma. Puede que así se acabara de una vez ese catalanismo que, a su parecer, da pié al anticatalanismo. Del mismo modo, eliminemos las razas para terminar con el racismo, ¿no le parece?.

Un saludo.

Vicente Torres dijo...

xarxaglobal:
Puestos a identificar a Cataluña con un personaje, hay cientos de miles mejores que Carod, ese especialista en salirse de su zona de baile, en salir salir en los periódicos por cuestiones que deberían ser ajenas a su labor. En creerse que está haciendo algo útil cuando lo suyo es estorbar.