martes, septiembre 20, 2005

Acoso a escolares

En España no se presta la debida atención a la vilencia moral. Es decir, no ponemos el suficiente interés para erradicarla. Para practicarla es diferente. Si no la practicara nadie, no habría. Son muchas las personas que conozco las que me han confesado que padecen o han padecido acoso moral en el trabajo. Creo que casi ninguna de ellas lo ha denunciado. Este dato debería hacer meditar. El acoso moral incide negativamente en el rendimiento laboral al coartar gravemente la creatividad y quizá el grado de atención. Y no sólo en las víctimas sino también en quienes temen serlo.
Según una encuesta muy reciente, uno de cada cuatro escolares sufre acoso. Es una cifra enorme y que nos indica a qué edades comienzan estas cosas.
Sería necesaria una acción urgente y coordinada entre el gobierno central y los autónomicos, para actuar con firmeza contra esta lacra.
Aprovecho para rendir homenaje a Marina Parés y a todos los que como ella se desviven para proporcionar rayos de esperanza a los perjudicados.

7 comentarios:

Inchina dijo...

Este tipo de problemas ha existido siempre y mucho hemos vivido alguna vez como se metían con nosotros en la escuela y ese tipo de cosas. Siempre hay alguien que le toca ser el "pringao", como se suele decir, pero últimamente este asunto está pasando de castaño oscuro. ¿Qué le pasa a los chicos de hoy en día? ¿Acaso ya no saben lo que significa la palabra "compasión", "compañerismo" o "respeto"?

En los colegios ya no hay límites, ni entre alumnos ni con los profesores

Vicente Torres dijo...

Inchina, es cierto que siempre se ha hablado de la crueldad de los niños, pero en estos últimos tiempos el fenómeno este ya se da de forma organizada y metódica.
Este problema debería ser tomado más en serio.

Zuriñe Vázquez dijo...

Es cierto que siempre se ha dado este problema, pero parece que ahora es más acuciante. Los profesores por otro lado también se sienten acosados por algunos alumnos. Un tema muy crítico que las politicas municipales y comunitarias tienen que resolver ya. Un saludo

Anónimo dijo...

saludos Vicente desde.
HTTP://zeniaregalado.blogia.com

Hacía un montón de días que no podía entrar a tu página. Internet me decía que ella estaba fuera del aire.

Muy interesante lo del acoso. Modestamente opino que de ello hay que ocuparse pues puede acarrear problemas de deserción escolar, de mala adaptación a la escuela y de bajo aprendizaje, al menos eso veo desde aquí.
Por acá tenemos en cada centro escolar una figura que se llama el psicopedagogo que es una persona especializada en este tipo de temas.
A él tuve que recurrir hace unos 12 años cuando mi niño comenzó en el prescolar, no se adaptaba. Después las cosas le fueron muy bien.

Anónimo dijo...

Siempre estamos relegando todas las responsabilidades al Estado, los ayuntamientos, etc. y echarles la culpa de la falta de soluciones. Tal vez los padres y los profesores habrian de involucrarse mucho más en el asunto y no dejar que "papa estado" tenga que encargarse de todo.

Un saludo.

Vicente Torres dijo...

usuario anónimo:
La cuestión es que el Estado no hace todo lo que puede. Un alumno de cada cuatro es demasiado. Cada uno ha de hacer su parte. Tengo la impresión de que usted ha leído el artículo muy apresuradamente, porque en él se critica a quienes participan acosando.
Saludos

Anónimo dijo...

Muchas veces los profesores también tienen la culpa, hacen la vista gorda y lo consideran "cosas de niños". Esto pasa cuando el acoso es verbal o se trata de aislar al alumno. Mientras no sea físico se hacen los ciegos...